Tetona disfrutando de su cuerpo

Tetona disfrutando de su cuerpo

descripcion del video porno:Se colocó a mis pies y detrás fregar sus manos con unto empezó a masajear mis pies, mis muslos, mi trasero y mi espalda. Ulteriormente de un lapso así, noté sus duros pectorales en mi espalda, sus dedos que buscaban los míos entrelazándolos y su boca recorriendo mi cuello. Mi reacción: un tremendo estado de ardor mientras él seguía masajeando mis hombros, mis brazos, mi gollete; a ratos, colocaba una de sus piernas a través de las mías, ejerciendo una ligera presión contra mi sexo. Me moría de vergüenza, sabiendo que estaba mojada y él lo estaba notando.

En un susurro, me pidió que me diera la vuelta. Me moría, sentí que me moría de purita vergüenza, pero lo hice y me encontré con sus hermosos ojos verdes, picarones y sonrientes. Colocó un respaldo hipo de mi cabeza y un almohada bajo de mis caderas al ciclo que separaba mis piernas exento dejar de masajearlas.

Se quitó entonces el slip y su miembro ya derecho quedó antílope mis ojos. Empezó así a acariciar mis pechos; sus labios rozaban los míos, exento ser ósculo. Sus muslos se entrelazaban con los míos y dejaba caer su cuerpo sobre el mío rozándome con su sexo; Se incorporó para coger el bote de aceite y hacerlo caer en mi Monte de Belleza yendo a parar a los labios mayores que eran masajeados lentamente por su pulgar y su indicativo deslizándose hacia arriba y hacia abajo. Preguntaba si la presión era la adecuada o si necesitaba más. Seguía masajeando falto dejar de mirarme y pasó a los labios internos, tomándose su edad, contemplando a modo mi cuerpo iba perdiendo presión y relajándose; alcanzó el clítoris y con mucha calma comenzó a acariciarlo en sentido de las agujas del reloj y al contrario luego, apretándolo suavemente de por medio el pulgar y el índice. Multitud de sensaciones recorrían mi cuerpo hoy estremecido, a punto de estallar; al percibirlo, retrocedió un disminuido y me invitó a respirar profundamente y a aliviarse el control de mi cuerpo; volvieron sus gordo a atrapar el clítoris y retomó el masaje, escoltar esta vez por su corazón corazón que entró dentro de mí para emprender el masaje interno. Con la palma de la mano vuelta hacia arriba y el extremo enterrado en mi sexualidad, empezó a doblar el dedo hacia la palma de la mano alcanzando así el punto G  de los mejores peliculas de porno gratis que masajeaba suavemente describiendo círculos, hacia delante y hacia atrás, de lado a lado. Mete diferente anular, le pedí en el momento que sentí que no podía más; insertó aun el eliminar a la vez que seguía rodeando y estimulando mi clítoris con el pulgar. Ya su mano siniestra acariciaba mis pechos con fuerza en el tiempo que empecé a retorcerme de placer íntegramente entregada a sus hábiles manos.

Perdida la noción del espacio y del espacio, envuelta en una galaxia de la que ni podía ni quería salir, los ojos aún cerrados, volví a sentir sus manos recorriendo todo mi cuerpo. Masajeaba mis hombros como en un de esas películas xxx, mi cogote, mis pechos. Sus manos descendían paulatinamente por mi tripa para llegar a la anca que agarraba con ambas manos pidiéndome que separara bien las piernas; extasiada, las separaba para recibir sus manos surcando la cara interna de mis muslos hasta llegar a los pies.

Parecían tener alas sus manos deslizándose aprisa hacia arriba y hacia debajo.

Su artículo me sacó del arrobamiento e hizo que abriera los ojos para encontrarme con su polla delante de mi cara. Estaba endiabladamente dura, mojada, brillante. Sentí deseos de metérmela en la boca y comérsela hasta hacerlo explotar.

Adivinando lo que en esos momentos pasaba por mi cabeza acercó sus extremo a mis labios y los metió en mi boca; se los lamía lujuriosamente y no tardó en cambiar los gordo por la chica a la que rendí honores al ver esas enormes pechos de tetudas gordas .
duracion:5:19
Puntuacion:75